25 de junio de 2011

Pink Pavlova con aroma de frambuesa

Hola
¿que tal los primeros días de verano?¿el final de curso?¿la noche de San Juan?¿las vacaciones?......hum vacaciones eso suena bien, bueno para los que no estamos de vacaciones, compensamos con un dulce, y como dicen en mi familia ¿ A quién le amarga un dulce? A nadie ¿verdad?

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de junio nos invita a preparar un clásico de la repostería:Pavlova.


Os preguntareis quién es la tal Pavlova, como en todas las recetas hay mucha controversia en torno a quién fue el primero que la hizo ¡¡ y más si tiene nombre de mujer!

Yo me quedo con que se hizo en honor a la bailarina Anna Pavlova, y si pensamos en bailarinas nos viene el color rosa a la mente, así que eso he querido reflejar en mi Pavlova.
La peque de fondo atacando la Pavlova.....¡lo que le ha gustado!Ha sido una sorpresa...

Cuando leí el reto de este mes, me asusté, y pensé ¡¡ ay madre en que líos me meto! esto no me va a salir a mi.Eso de que haya que montar las claras hasta el infinito y más allá, la verdad impone, pero como esto es un reto, hay que cogerlo con ganas de aprender y al final no era tan difícil.

Ingredientes:

  • 3 claras de huevo
  • 180 grs de azúcar glass
  • 1 cucharada de vinagre
  • 2 cucharaditas de maicena
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de colorante rosa
  • 3 o 4 gotitas de aroma de frambuesa
  • Chocolate en virutas para la decoración
En primer lugar ponemos en el vaso del Tmx (con el accesorio mariposa)la cucharada de vinagre y las tres claras, y batimos durante 4 minutos a velocidad 3.Según pasan los minutos vemos que van subiendo las claras, y añadimos poco a poco el azúcar glass mezclado con la maicena.

Llega el momento de darle color, con un palillo o tenedor finito coger una gotita de colorante en gel, y mientras va girando tocar las claras y así va coloreando poco a poco,(esto siempre que las claras estén altas, no se debe meter nunca ningún artilugio mientras giran las cuchillas,esto ya lo sabréis), y luego añadimos las 4 gotitas de aroma de frambuesa.

Ponemos la masa obtenida en un papel para horno, y con la espátula dar forma según nos guste, así como despeinándola.

Lo introducimos al horno a175 º unos 15 minutos y después una hora a 100º, obteniendo una masa crujiente y algo resquebrajada.
Como no la había hecho nunca quería ver el sabor a secas, así que solo he añadido una flor en kiwi y he echado virutas de chocolate...... y unos corazónes por que este postre huele a historia de amor ¿no creeis?

Sinceramente pensaba que no me iba a gustar, pero me ha sorprendido, al tener el aroma a frambuesa el sabor es delicioso, casi sabe a nubes y ese colorcito rosa en el interior............antes de la foto ya estaban metiendo mano jajajaja.

Muy rico , así que os animo a probar, muchas veces no descubrimos sabores por que pensamos que no nos van a gustar ,hasta la proxima receta.
Besotes




Silvia




Publicar un comentario